Los orígenes del pádel

El pádel, ese emocionante deporte que ha conquistado a millones de personas en todo el mundo, tiene sus raíces en una interesante historia llena de pasión y evolución. En este artículo, nos adentraremos en los orígenes del pádel para descubrir de dónde proviene este deporte tan popular y cómo ha llegado a convertirse en una auténtica fiebre mundial.

Todo comenzó en México a mediados del siglo XX. En 1969, Enrique Corcuera, un empresario mexicano, construyó la primera pista de pádel en Acapulco. Inspirado en el tenis y en la necesidad de crear un deporte más accesible para todos, Corcuera diseñó una cancha más pequeña y rodeada de paredes, lo que permitía un juego más dinámico y rápido.

Aunque nació en México, el pádel encontró su hogar en España, donde rápidamente ganó popularidad. Fue en la década de 1970 cuando Alfonso de Hohenlohe, un aristócrata y promotor inmobiliario, introdujo el pádel en España. Su visión y entusiasmo por el deporte fueron clave para su expansión, y pronto se comenzaron a construir numerosas pistas por todo el país.

En los últimos años, el pádel ha experimentado un crecimiento exponencial gracias al World Padel Tour (WPT), el circuito profesional más importante del mundo. Fundado en 2005, el WPT ha llevado el pádel a un nivel internacional, atrayendo a jugadores de élite y generando una gran cantidad de seguidores. Los torneos del WPT se han convertido en verdaderos espectáculos, llenos de emoción y adrenalina.

Hoy en día, el pádel se ha consolidado como uno de los deportes más populares en muchos países. Se juega en miles de pistas alrededor del mundo y cuenta con una amplia comunidad de aficionados y jugadores apasionados. Además, el pádel se ha adaptado a diferentes categorías y niveles de habilidad, lo que lo hace accesible para personas de todas las edades y condiciones físicas.

En conclusión, el pádel tiene una historia fascinante que se remonta a sus orígenes en México, su consolidación en España y su expansión a nivel mundial gracias al World Padel Tour. Este deporte ha conquistado a millones de personas por su dinamismo, emoción y la posibilidad de disfrutarlo en compañía. Ya sea como un pasatiempo casual o como una competencia profesional, el pádel continúa evolucionando y dejando huella en el mundo del deporte.